Ayuntamiento

El edificio consistorial de 1865, de líneas neoclásicas, empieza a sufrir diferentes problemas de grietas y deterioro generalizado. Por esto se decide su derribo y la construcción de otro nuevo en el año 1976 por parte del arquitecto Fernando de Higueras. Esta arquitectura, que actualmente preside la Plaza Mayor, resultó sorprendente por su estética de inspiración neogótica, estando su fachada culminada por pináculos y una cubierta inclinada.