Esculturas al aire libre

Ciudad Real cuenta también con un gran número de esculturas repartidas por sus calles, plazas y jardines, lo que la convierte en un museo al aire libre. Desde Miguel de Cervantes y los protagonistas de su inmortal obra: Don quijote, Sancho, Dulcinea, Rocinante, Rucio, Crisóstomo…, pasando por reyes, reinas, soldados ilustres, santos, beatas, científicos, políticos hombres y mujeres anónimos  que representan la vida y el trabajo en una ciudad de más de siete siglos de historia.

El parque de Gasset, inaugurado en 1915, es el espacio de la ciudad que tiene más esculturas, pudiendo hacer una interesante ruta cronológica desde los años 20 del siglo pasado hasta la actualidad. Bronce, cemento, madera y piedra son los materiales utilizados en las distintas esculturas y monumentos presentes entre los jardines, rosaledas y calles del parque. Fuente de los delfines (1924), la más antigua del parque. Fuente Talaverana (1925), Alegoría de la primavera (López Salazar, 1925).Monumento a la Cruz de los Casados (1929), Conmemora la leyenda de amor y muerte de Sancho y Blanca, en el siglo XIV, relacionada con los enfrentamientos entre las villas de Miguelturra y Villa Real. Monumento a Gasset (1932, Carrillero Prat y Pinazo Martínez), dedicado al político Rafael Gasset y Chinchilla, que trajo el agua a Ciudad Real, con la construcción del pantano de Gasset. Biblioteca y palomar (1932, José Arias Rodríguez), Monumento a José María de la Fuente (García Coronado, 1934) Monumento a José Cruz Prado (atribuido a Antonio García Coronado, 1941). Escultura de Alfredo Calatayud Sauco (Kirico, 2008), Sancho Panza y Rucio (Fernando Mayoral, 1999), Don Quijote y Rocinante (Mayoral, 2004) Don Quijote y Sancho en el olmo centenario (Francisco Ortega, 2018). Saliendo del parque, en la ronda Ciruela se encuentra la enorme escultura del Quijote Azteca (Federico Silva, 1997) y más adelante, detrás del conservatorio de música, Rayo (Silva, 2007). Fuera de ronda están: Reina Isabel La católica y Hernán Pérez del Pulgar (ambas de Guerra del Moral, 2009 y 2010), en la Avenida Reyes Católicos. En el parque de Atocha, Monumento a las víctimas del terrorismo (Melado 2007). En la estación Ave, Ares (García Muela, 1991). En Ronda Santa María se encuentra la puerta que perteneció a un antiguo convento y, en ella, la escultura más antigua de la ciudad: Virgen de Altagracia (s. XVI). Ya adentrándose en la ciudad, frente a esta puerta y en la Plaza de Santa María, se encuentra  la Virgen con el niño (García Donaire, 1964). Frente a la plaza de toros, Homenaje a Reina Rincón (López Arza 2006). En la plaza de los Mercedarios, Monumento a San Juán de Ávila (García Donaire, 1964) y en la Plaza de la Merced, El penitente ( kirico, 2006).  En  la calle Alarcos esta la Pirámide Homenaje a Alarcos (Valentín López, 2009) y Farola y relieve dedicado a José Maestro (López Salazar y Mateo Gayá, 1931) En la Plaza de la Provincia  está la Fuente y relieves de las cuatro estaciones (Fernando Bendito y García Donaire, 1962). En  la plaza del Pilar Don Quijote (García Donaire, 1967). En la plaza de Cervantes, Monumento a Pozuelo de don Gil (López Arza, 2000), Homenaje a la mujer manchega (Ruiz de la Hermosa, 2006), Monumento a Cervantes y relieves (García Coronado, 1927).

Ya en la Plaza Mayor, destaca la escultura del fundador de la villa, Alfonso X el sabio (García Donaire, 1976), en la Casa del Arco se encuentra el Reloj Carillón, con las figuras de Don Quijote, Sancho y Cervantes (Cándido Valverde,2005). A la espalda del ayuntamiento, Dulcinea (López-Arza, 2015) y Antigua campana del ayuntamiento (1999).

En los jardines del Prado encontramos la escultura de El Pandorgo (López Arza, 1999) y Javier Segovia (Céspedes, 1998). Y en los jardines del Torreón podemos ver la escultura ecuestre de Juan II (Sergio Blanco, 2007).