Judía Pinesa de Malagón

La judía pinesa es una variedad autóctona y única en el mundo, que sólo se cultiva en los terrenos de Malagón (Ciudad Real). Es característica por su pequeño tamaño, su forma de riñón y su ternura que no necesita ser ablandada en agua antes de cocinarla.

Cultivada tradicionalmente en las huertas de Malagón, el agua y a la tierra de la zona son los elementos fundamentales que proporcionan la máxima calidad y la hacen única. La cosecha de la judía pinesa comienza a finales de septiembre, si la climatología ha sido la adecuada.

Su producción es muy limitada. De característica mantecosa, suave al paladar y muy tierna tiene la propiedad de que nunca se deshace.