I.G.P. Vinos de la Tierra de Castilla

La reglamentación comunitaria permite la posibilidad de elaborar vinos con indicación geográfica, siempre que hayan sido obtenidos de determinadas variedades y que procedan de una determinada zona de producción. En España, estos vinos se denominan Vinos de la Tierra y pueden utilizar en su etiquetado menciones relativas a las variedades, añadas y nombre de la explotación, así como a las condiciones naturales o técnicas de la viticultura que hayan dado lugar al vino.

La importancia tanto social como económica del sector en la región, así como el esfuerzo en modernización realizado por productores, elaboradores, embotelladores y comercializadores en estos últimos años, exige un instrumento que les permita ofrecer al mercado sus vinos de calidad dignamente etiquetados.

Los tipos de vinos que se pueden elaborar en la IGP Vinos de la Tierra de Castilla son: vinos blancos, rosados y tintos; vinos de aguja; vinos espumosos; vinos de licor; y vinos de uvas sobremaduradas.

Su zona geográfica Incluye las parcelas y subparcelas ubicadas en los términos municipales del territorio de Castilla-La Mancha. La elaboración de los vinos se realizará en bodegas situadas en los municipios comprendidos dentro de la zona geográfica. En este área, el viñedo se encuentra profundamente arraigado en la historia y en la cultura de sus habitantes. En 28 municipios de la zona geográfica, el viñedo ocupa más del 50% de su superficie.

Órgano de Gestión
Junta de Comunidades de Castilla La Mancha – Consejería de Agricultura