Convento de las Concepcionistas

El convento de clausura de la Virgen de la Concepción, construido en el XVI, es un edificio de transición al renacimiento, aunque ha sido muy restaurado. La Iglesia es de planta basilical, de una sola nave y cuenta con un retablo del siglo XX con la imagen de la Inmaculada Concepción. Del convento destaca la Sala Capitular por sus dimensiones y su artesanado. Aquí se guardaba una talla de la Virgen del siglo XIV, conocida como La Porterita, que actualmente se puede ver expuesta en el Museo Diocesano.

Al exterior podemos ver una fachada de mampostería y ladrillo y, en la parte superior, las celosías de clausura. Frente a ella se sitúa una fuente con la imagen de la Inmaculada Concepción.

Se lo conoce como Convento de Las Terreras, por hallarse cerca la Laguna de las Terreras, que se secó con posterioridad por la insalubridad que producía. En el 2008, debido a la falta de vocación, las Concepcionistas fueron trasladadas a Osuna.